Los animales, nuestros grandes maestros

Una mirada cercana a la naturaleza, para aprender a tener un mejor planeta para todos

Seguidores

Animalitos

Loading...

Datos personales

viernes, 17 de febrero de 2012

Los huérfanos de Pinnawela tienen mucho peso en la naturaleza


Pinnawela, ubicada en Sri Lanka,  es el primer orfanato de elefantes creado en el mundo, y su popularidad entre turistas y locales se debe tanto contacto cercano con los animales.

Son las dos de la tarde y en la manada de elefantes se percibe la excitación expresada a través del aleteo de sus orejas y el ocasional disonante trompeteo. Alentados por los cuidadores, la imponente manada de 72 de elefantes -el mayor grupo de elefantes en cautividad del mundo- camina, como si fuera un ejército a paso ligero, por las desvencijadas instalaciones del orfanato de elefantes de Pinnawela, en Sri Lanka. 

Las excursiones de niños vestidos con sus uniformes escolares (herencia colonial británica) se ponen a resguardo detrás de la valla, hecha de palos, para ver el desfile, mientras que los paquidermos más sociables meten la trompa en busca de una pieza de fruta. Repetida cada día, esta marcha es el inicio del ritual del baño en el que los elefantes se dirigen hasta el río, a medio kilómetro de distancia, donde por unas horas combatirán el pegajoso calor con un refrescante baño.

Pequeños huérfanos, venerables ancianos, víctimas de maltrato y animales heridos (algunos de ellos, mutilados por las minas, legado del conflicto que engulló al país durante 26 sangrientos años) son los habitantes de este hogar de acogida de Pinnawela, el lugar más amable para entrar en contacto con la fauna local.

En Pinnawela es posible vivir la irresistible experiencia de dar el biberón a alguno de los pequeños elefantes huérfanos. 

Sin embargo, no es ni mucho menos el único, pues esta isla alberga, a pesar de su pequeño tamaño -menor que Irlanda-, una de las mayores biodiversidades del planeta. Mamíferos, reptiles, anfibios, aves y peces protegidos en nueve parques nacionales, un santuario marino y siete santuarios de aves esparcidos por todo el país. Cientos de especies, muchas de ellas endémicas.

Es terrible constatar que 43 de las especies con las que cuenta el país están en la lista negra de animales en peligro de extinción, entre ellas el leopardo y el propio elefante autóctono de Sri Lanka, el mismo que chapotea en Pinnawela ajeno a su incierto futuro.





Tomado de http://elviajero.elpais.com/articulo/viajes/Dando/biberon/bebe/elefante/elpviavia/20120217elpviavje_1/Tes

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario